Sígueme

Recuerda

Recuerda que...

A veces quien menos crees, es quien más te enseña, y a quien menos das, es de quien más recibes… 

A veces de quien menos esperas, es quien más te entrega, y en quien menos piensas, es quien más te recuerda…

A veces el que más habla, es el que menos oye, y quién más promete, es quien menos cumple…

A veces los que se encuentran más lejos, son quienes a la hora de la verdad están más cerca, y los que en las buenas están más cerca, son quienes en las malas más rápido se alejan…

A veces simplemente nos cuesta entender esa dimensión de vida; ese sentir, pensar y creer que las cosas son menos, cuando realmente son más…

IMG_5264

Ausencia del ego

En ocasiones los ruidosos visitantes ocasionaban un verdadero alboroto que acababa con el silencio del monasterio. Aquello molestaba bastante a los discípulos; no así al Maestro, que parecía estar tan contento con el ruido como con el silencio.

Un día, ante las protestas de los discípulos, les dijo:

  • El silencio no es la ausencia de sonido, sino la ausencia de ego.

IMG_20160710_134717

Ejercicio de Yoga Mental

Ejercicios de yoga mental para favorecer la atención
El control de la mente se logra mediante ejercicios de atención y de concentración.
Los primeros ejercicios que deben practicarse son los de atención que comprenden la desconexión  de nuestra atención de las sensaciones internas y externas (pratyahara).
Los ejercicios para favorecer la atención son:

Atención a los pensamientos:  Sensaciones

Con los ojos cerrados sin dejar que las sensaciones provenientes de los sentidos internos y externos, ni los propios pensamientos arrastren nuestra atención.
Nuestra posición es de observador de pensamientos tomando conciencia que no somos nuestros pensamientos, ni nuestra mente. Somos el testigo y la conciencia de nuestros pensamientos pero sin dejarse llevar por ellos.

Atención a la respiración:

Con los ojos cerrados observamos nuestra respiración, sin dejarnos arrastrar por los pensamientos, ni por las sensaciones de nuestros sentidos externos o internos.
Somos el testigo de nuestra respiración, el observador consciente que no se deja arrastrar por ningún  pensamiento ni sensación externa o interna.

Recuerda

Recuerda que... A veces quien menos crees, es quien más te enseña, y a quien menos das, es de quien más recibes…  A veces de quien menos es...