Sígueme

La invitación

En cierta ocasión, un brahman celoso del Buda Shakyamuni fue a verle, lleno de ira y resentimiento, comenzó a llenarlo de improperios y insultarle duramente.

El Buda lo escuchaba pacientemente, sin alterarse ni responder a los reiterados insultos que el brahman le dirigía.

Después de un buen rato el hombre se cansó de sus ataques verbales y se calló. Entonces el Thathagata le preguntó:buddha

- Ha terminado ya?

- Si -, respondió el hombre.

- Recibe visitas en su casa?- , le preguntó el Buda.

- Sí, a menudo -, contestó el hombre intrigado.

- Y le ofrece a sus visitantes comida y bebida? -, indagó el Buda.

- Desde luego! Esa es la costumbre -, contesto el brahman.

- Y si las visitas no quieren comida ni bebida. Qué hace usted?

- No me importa. La como y la bebo yo mismo- , dijo el brahman.

Entonces el Buda Shakyamuni  dijo:

- “Eso mismo debe de hacer con sus criticas. Ha sido muy amable al invitarme a sus criticas, pero yo no las quiero. No quiero compartirlas con usted, así que tómelas y cómaselas solo”.

El brahman, avergonzado no supo que decir.

Recuerda

Recuerda que... A veces quien menos crees, es quien más te enseña, y a quien menos das, es de quien más recibes…  A veces de quien menos es...