Sígueme

Cuento Oriental

Cuentan que los dioses, primero, dieron forma a las estrellas, el sol y la luna; después a los mares, las montañas, las flores y las nubes. A continuación crearon a los seres humanos. Y al final crearon la Verdad.

Pero se planteó un problema: ¿donde esconder la Verdad para que los seres humanos no la encontraran inmediatamente?

Los dioses querían prolongar la aventura de la búsqueda, querían dar a los seres humanos una tarea duradera y significativa.

Uno de los dioses dijo: “Pongámosla en la cima de la montaña más alta”.

“¿Por que no en la estrella más lejana?” dijo otro.

“En el abismo más profundo y oscuro”, propuso un tercero.

“Escondámosla en la cara oculta de la luna”, se oyó también.

Finalmente, el más sabio de los dioses dijo: “No, esconderemos la Verdad dentro del corazón de los seres humanos. Así, la buscarán por todo el universo antes de darse cuenta de que siempre ha estado en su interior.

Verdad

Recuerda

Recuerda que... A veces quien menos crees, es quien más te enseña, y a quien menos das, es de quien más recibes…  A veces de quien menos es...