Sígueme

ALIMENTOS SÁTVICOS, RAJÁSICOS Y TAMÁSICOS

La antigua civilización hinduista consideraba que el mundo es como un templo donde se puede encontrar lo sátvico (el equilibrio, lo espiritual), lo rajásico (lo apasionado, fuerte y energético) y lo tamásico (lo inerte, lento y pesado). Y cuando no se relacionan equilibradamente, surgen conflictos a nivel social y personal.

Estas tres clasificaciones que hace esta antigua civilización se usa también en los alimentos.

Los alimentos más importantes para el ayúrveda y para la salud son los alimentos sátvicos, ya que le van a ayudar a combatir y evitar las enfermedades consiguiendo un mejor equilibrio en su cuerpo, lleva a la mente hasta un punto de concentración.

El alimento rajásico crea sentimientos de apego e inculca al hombre a una actividad exagerada.

Y el alimento tamásico oscurece la mente, la adormece.

Los alimentos sátvicos

Nutren el cuerpo, serena y purifican la mente. Los alimentos son los naturales, cereales pan integral, frutas, verduras frescas, zumos naturales, leche, mantequilla, queso, legumbres, frutos secos semillas…

Dentro de la alimentación podemos incluir el aire puro, e incluso la alimentación de la mente, todo aquello que nos llega por nuestros sentidos, la vista, el oído, el olfato. Tratar de mirar lugares bellos, admirar la naturaleza, oler las flores, escuchar música que nos apasione, historias bonitas, leyendas instructivas, todo lleno de sencillez y humildad.

Alimentos rajásicos

Alimentos demasiado picantes, amargos ácidos o salados. Destruyen el equilibrio entre cuerpo y mente, alimentando el cuerpo a expensas de la mente.

Sustancias picantes, estimulantes (café), pescado, huevos , sal, chocolate...

Comer deprisa se considera rajásico.

En general podríamos decir que los alimentos rajásicos son los demasiado salados, demasiado dulces, demasiado picantes, ácidos, amargos, calientes.

Son demasiado excitantes. Este tipo de características las encontramos en la carne, en las bebidas alcohólicas, sustancias que nos hacen ser agresivos, y nos causas dolor, tristeza y enfermedades.

Alimentos tamásicos

No son beneficiosos ni para el cuerpo ni la mente. Producen perdida de energía. Se destruye la resistencia del cuerpo a la enfermedad y la mente se llena de emociones oscuras como el enojo, la codicia…

Carne, alcohol, tabaco, ajo, cebolla, vinagre…

Comer en exceso.

Así como los alimentos anteriores nos excitan y nos vuelven agresivos, los alimentos tamásicos nos deprimen y nos causan enfermedades. Podríamos incluir aquí los alimentos recalentados que han sido cocinados el día anterior. Un alimento cocinado sátvico que no se come al momento se va convirtiendo en tamásico con el paso de las horas. Es comida rancia, insípida. Se considera al pescado un alimento tamásico ya que se dice que los malos pensamientos provienen de él. Y deben evitarse los alimentos con demasiada grasa y demasiada fécula.

Recuerda

Recuerda que... A veces quien menos crees, es quien más te enseña, y a quien menos das, es de quien más recibes…  A veces de quien menos es...