Sígueme

Bulimia

INTRODUCCION

Comer y luego vomitar para algunos puede parecer una locura, sin embargo muchas personas lo hacen día a día en el más silencioso ritual. El 90% de los casos de bulimia afecta a las mujeres aunque hay también un aumento entre los hombres.

Existe una ingesta compulsiva y descontrolada de grandes cantidades de alimento, acto seguido vomitan. En la bulimia nerviosa se encuentran cuadros depresivos y ansiosos.

 

DEFINICION

Bulimia nerviosa, quiere decir literalmente, "hambre de buey". Es mas común que la anorexia, describe un ciclo de comer excesivo y purgación.

En respuesta a los excesos, los pacientes se purgan vomitando o tomando laxantes, pastillas de dieta y medicamentos para reducir los líquidos. Los pacientes también pueden revertir a dietas severas, las cuales se tornan de nuevo en excesos si es que el paciente no llega a convertirse en anoréxico.

Una de las características más frecuentes de este padecimiento es la preocupación excesiva por la figura corporal y un rechazo importante a subir de peso.

Hombres y mujeres con bulimia, son generalmente conscientes de que sus hábitos alimenticios no son normales. Fascinados por el efímero placer que les produce la comida, se hacen acreedores de revistas y libros de cocina que contienen recetas y disfrutan las discusiones sobre temas relacionados con dietas extraordinarias. Un gran número de personas que padecen bulimia tienen un peso corporal dentro de parámetros normales. Bulimia

En ocasiones, los bulímicos pueden presentar cuadros de anorexia nerviosa entre periodos de atracones y purgaciones, lo cual representa un peligro adicional. Recurridos episodios en los que se ingieren grandes cantidades de comida rápidamente, que preceden un agudo sentimiento de culpa seguidos de purgaciones, con ausencia total de control sobre los hábitos alimentos alimenticios, regularmente acompañados por el abuso de pastillas (laxantes, diuréticos y para dietas), de planes de ejercicio y dietas rigurosas y una permanente preocupación por el cuerpo y sus dimensiones, pueden ser síntomas de alerta, que indiquen que alguien probablemente sufre de bulimia nerviosa.

 

SIGNOS DE BULIMIA

Los pacientes con Bulimia puede presentar signos diversos. Las formas de purgación varían igualmente de persona a persona. Algunas víctimas, después de sufrir atracones, hacen ejercicio compulsivo como aeróbicos, con el fin de quemar las calorías ingeridas.

Otros se auto-inducen al vómito, toman laxantes o ayunan los días siguientes al episodio.

No es extraño que hombres y mujeres con bulimia, utilicen pastillas para quitar el apetito con el fin de controlar su ansiedad y evitar el atracón, o que igualmente, utilicen diuréticos para perder peso.

El enfermo de bulimia miente, trampea, disimula y esconde. La mentira es parte de la enfermedad. Son personas que desean adelgazar rápidamente, apareciendo de la noche a la mañana con una figura esbelta. El deseo de obtenerla es tan fuerte y de una urgencia tan desesperante que las bulímicas se enrolan en una dieta "mágica". Para seguirla, el bulímico crea consigo mismo, un contrato secreto, en el cual hace las veces de acusado, testigo, juez. El contrato es hermético y se DEBE cumplir para acceder a una nueva vida. A diferencia de la anoréxica que adopta el hambre como una ideología, la bulímica se vincula con una contradicción interna que la moviliza.

 

SINTOMAS DE LA BULIMIA

Otros síntomas frecuentes incluyen:

ideas, incluso obsesiones, por no aumentar de peso

comer más y más rápido que la mayoría de las personas

estar a dieta una y otra vez, con fracasos recurrentes

recurrir a atracones para evitar confrontar sentimientos de enojo, tristeza, ansiedad, etc.

incapacidad para detenerse al comer, aún cuando se está comiendo "de más"

culpa después de comer, especialmente si se comieron alimentos "peligrosos" necesidad de "compensar" la comida con vómito, laxantes, diuréticos, ejercicio, etc.

omitir una o varias comidas después de haber tenido un atracón (ayuno)

baja autoestima y autodevaluación

tristeza y depresión recurrentes

sensación de falta de control con la comida y en diferentes áreas del funcionamiento

desmotivación e incapacidad para disfrutar de cosas o situaciones placenteras

necesidad por complacer a los demás y ser aceptado

cambios en el deseo y la actividad sexual

ansiedad, nerviosismo, intranquilidad

historia de abuso psicológico, físico o sexual

 

TRATAMIENTO

El tratamiento de bulimia generalmente consiste en:

Psicoterapia individual, de grupo y/o familiar.

Orientación nutricional.

Se debe establecer un plan a seguir bajo supervisión de un terapeuta, éste establecerá unas bases para el buen fin del tratamiento:

Voluntariedad en llevar una pauta de tratamiento

Disciplina en las dietas, y con las hospitalizaciones si son necesarias

Control de peso en los objetivos proyectados

Hacer una vida social normal

Regularidad en las consultas individuales o familiares

Control médico

Fortalecer la personalidad.

Confianza en el entorno familiar

Confianza con su terapeuta

Artículo extraído de Contusalud.

Surya-Aruna

Si buscas ayuda:  http://www.feacab.org/asociaciones.html

Recuerda

Recuerda que... A veces quien menos crees, es quien más te enseña, y a quien menos das, es de quien más recibes…  A veces de quien menos es...