Sígueme

El mejor regalo

Un joven matrimonio entra en el mejor comercio de juguetes de la ciudad. Hombre y mujer se entretienen mirando, sin prisas, los juguetes alineados en las estanterías. Había muñecas que lloraban y reían, juegos electrónicos, oficinas en miniatura... pero no acababan de decidirse. Se les acerca una dependienta, y la esposa le dice:

  • Mire, nosotros tenemos una niña pequeña, pero estamos casi todo el día fuera de casa y, a veces, hasta de noche.
  • Es una cría que apenas sonríe — dijo el marido.
  • Quisiéramos comprarle algo que la hiciera feliz — añadió la esposa—; algo que le diera alegría aun cuando no estemos nosotros y esté sola.
  • Lo siento — sonrió la dependienta —, pero aquí no vendemos padres.
clip_image001

Recuerda

Recuerda que... A veces quien menos crees, es quien más te enseña, y a quien menos das, es de quien más recibes…  A veces de quien menos es...